60-17-00-00

62-35-33-96

Escríbenos

soluciones@propiedadesycredito.com

Comprar Vivienda USADA… Pros y Contras

Comprar una propiedad es una inversión que debe estudiarse con anticipación. En este caso, considerando cuáles serían los pros y contras de adquirir una propiedad que ya ha sido habitada, más que todo a largo plazo. Por supuesto, así como las viviendas de segunda mano tienen sus ventajas, también reúnen algunas desventajas. Conócelas para tomar la mejor decisión de compra.

Y desde luego…un asesoramiento profesional, acompañando su decisión, es fundamental.

Pros

• Precios accesibles

El valor es la principal variable que debes considerar al adquirir una propiedad de segunda mano. Usualmente, son más accesibles que una nueva. Es muy posible obtener verdaderas gangas….si se cuenta con un ahorro o capital suficiente para “enganchar” o dar la “opción de compra”

• Traslado inmediato

Mientras más rápido puedas aprovechar la propiedad para sacarle el máximo provecho posible, mayor será tu ahorro en alquiler o en lograr tu independencia. Esto, es algo que consigues con una propiedad de segunda. Pues suele estar lista para habitar de forma inmediata, una vez completes los trámites correspondientes.

• Mayor tamaño

Frecuentemente, una propiedad usada suele ser más espaciosa, que los nuevos complejos habitacionales. Pues las construcciones recientes suelen ser más pequeñas, a fin de adaptarse a los gustos de las nuevas generaciones y a los costos constructivos siempre en alza.

• Mejor ubicación

Aunque no suele pasar en todos los casos, este tipo de cuentan con buenas ubicaciones, en relación a uno nuevo con características similares. Debido a que estos últimos se sitúan más en complejos habitacionales con zonas comunes. Por ende, a veces suelen estar más retirados.

Contras

• Frecuencia de mantenimiento

A diferencia de una propiedad nueva, una de segunda mano requiere un mantenimiento más frecuente. Lo que podría originar gastos adicionales de acuerdo con la magnitud y características de la propiedad.

• Estado legal de la propiedad

Comprar una propiedad de segunda no es tan rápido como se piensa. Antes de dar un “enganche” o “prima”, incluso firmar el traspaso, hay ciertos aspectos legales que deben efectuarse y poner en perspectiva. Por ejemplo, debes verificar que el propietario sea una sola persona, pues al ser varios, todos deben estar de acuerdo en su venta y firmar la opción de compra o el traspaso, de lo contrario, podrías perder tu inversión. Por otra parte deben verificarse los impuestos municipales, territoriales y de ventas (según el nuevo plan fiscal), los pendientes de los servicios de agua, electricidad y cuotas condominales (en caso de estar en un condominio). De igual forma consultar por el estado de deudas sobre la propiedad y cualquier tipo de gravamen que sobre ella aparezca.

• Pocas o nulas áreas de entretenimiento

Las edificaciones antiguas muy raramente ofrecen áreas de entretenimiento como piscina, parque, gimnasio u otras amenidades. Aunque este aspecto no suele afectar a todas las propiedades de segunda, vale la pena informarse.

• Vieja distribución de áreas

Los propiedades usadas, dependiendo de su año de construcción, en algunos casos, pueden tener un diseño y distribución interior diferente de los conceptos arquitectónicos en boga.

• Remodelaciones para “actualizar el diseño”

En ocasiones, por su año de construcción, las edificaciones pueden requerir de una inversión importante para actualizarla en diseño, medidas de seguridad y facilidades, tales como el concepto abierto, más espacio de parqueo, instalación eléctrica, tipos de piso, pintura térmica, etc.

Las oportunidades están a la vuelta de la esquina, solo se debe de estar claro en lo que se busca y el presupuesto con el que se cuenta. Para un asesoramiento profesional, estamos para servirle…..!!!!!

Consejos para tu Seguridad Bancaria

Los fraudes bancarios están de moda por parte de los amigos de lo ajeno. Ya sea por clonación de tarjetas, correos electrónicos fraudulentos o directamente hackeos a tu cuenta, lo cierto es que los robos millonarios a los bancos existen y van en alza, por eso los entes financieros está tomando medidas de seguridad avanzadas y concientizando a sus clientes para que también tomen sus propias precauciones.

Hay muchas formas de evitar fraudes y protegerte de estafas bancarias, aquí tenemos algunos consejos para cuidar de tus cuentas bancarias:

1. Asegurarse de que el acceso al banco sea por medio de la web oficial

Gran parte de las estafas bancarias se dan por medio de sitios web fraudulentos que imitan los oficiales de tu banco. Esto puede darse por medio de links falsos de un correo específico o de otro sitio web y por medio de los más famosos buscadores en internet. El gran problema de este método de robo es que estos sitios son casi idénticos al original, y por tanto se hace muy fácil que alguien caiga en la estafa.

La mejor forma de evitar caer en estos trucos es, primero que todo, cuidando de revisar la dirección de la web: la URL. Al entrar al sitio oficial, la dirección URL debiese cambiar de http a https, lo que indica que es segura la navegación. Segundo, se previene evitando acceder al sitio del banco de forma externa (algún link sospechoso, algún anuncio pagado en los buscadores o un mail que parezca sospechoso, lo que nos lleva al siguiente consejo).

2. Leer cuidadosamente tus mails y remitentes del banco

Los correos electrónicos son la forma más común de hackear una cuenta bancaria. El método es llamado “Phishing” y consiste en crear un email falso parecido al que enviaría un banco, para solicitar los datos necesarios para ingresar a una cuenta. Existen dos maneras generales en que extraen estos datos:

Por medio del Pharming, es decir, un email que tiene como temática saludar por una fecha importante y una imagen que para poder ser visualizada piden la descarga de una aplicación. Al pinchar “descargar” se abre automáticamente un virus que pide o roba datos del computador.

La otra manera de estafa por correo es por el Vishing: el mail alerta un problema que debe ser resuelto por medio de asistencia al cliente. El teléfono resulta ser falso e intenta robar las claves o datos relevantes para ingresar a la cuenta bancaria.

Para evitar caer en este método de fraude, primero se debe saber que ningún banco solicita datos por medios digitales, para prevenir este tipo de estafa. Tampoco enviará el banco links a los sitios de la compañía. En caso de urgencia el Banco siempre pedirá que la persona se acerque a una sucursal.

Otro método que puede resultar efectivo es revisar los remitentes de los mails y compararlos con otros del banco, para verificar si son o no oficiales.

3. Proteger tu privacidad de compras online

Un fraude frecuente en épocas de compra masiva como navidad, viernes negro o cyber mondays. El método consiste en llevar a la persona a un sitio falso para comprar y capturar los datos de la tarjeta de crédito para clonarla o robar dinero.

La mejor forma de prevenir esta estafa es entrando directamente al sitio de la tienda y elegir un método de pago tu propio banco, en lugar de otros sitios de pago online. Otra medida de precaución es comprar desde tu propia computadora en lugar de un café internet u otros lugares públicos.

Por último, procura no guardar contraseñas en los computadores y decir que no cuando pregunte el sitio si desea recordar contraseñas.

La clave está en fijarse en los detalles.

4. Ser cuidadoso con tus claves secretas

Es importante no decir tu clave secreta a nadie, y más importante aún cuidar de que nadie esté mirando cuando la ingresas para comprar algo en un supermercado o tienda. Existen casos de robo de tarjeta por medio de cámaras de seguridad. Procura cubrir con tu mano cuando ingreses tu clave secreta en un cajero automático para que esto no te suceda.

Deseas CASA PROPIA, te damos CONSEJOS para LOGRARLO

La compra de una primera vivienda es más que una transacción económica, es la culminación de un sueño maravilloso, común en nuestra sociedad y sobre el cual influyen diversos factores. Por lo que es importante estudiar y analizar a profundidad las diferentes opciones del mercado, basándote en tu presupuesto disponible, así como las posibilidades financieras adicionales con las que cuentas, por ejemplo, un crédito hipotecario.

Esto, con la finalidad de escoger la opción que más se adecúe a tus posibilidades, gustos e intereses. Por supuesto, con el fin de lograr tu sueño.

Por esa razón, te compartimos una serie de consejos ideales para no fallar en la compra de esa propiedad buscas.

Asumir por primera vez la compra de una vivienda podría ser una de las experiencias más temerosas a las que te enfrentes. Pues el estrés, el cansancio y la frustración podrían nublar las mejores oportunidades del mercado, haciéndote tomar una decisión equivocada. Y así, truncar tu sueño.

Para que eso no te pase, analiza qué consejos considerar durante el proceso:

• Establece el presupuesto con el que puedes contar

Antes de abocarte de lleno en la búsqueda de las diferentes opciones, es necesario establecer un presupuesto de inversión. Eso sí, considera algo más que el precio de los inmuebles, pues también deberás asumir gastos adicionales de índole legal, avalúo, impuestos, remodelaciones (de ser necesario) y otros. De modo que debes determinar con cuanto ahorro cuentas, si tienes un bien que puedes vender para recoger recursos (como un vehículo o equipo que no necesitas).

Con la información anterior y el detalle de tus ingresos y deudas, de necesitar un financiamiento, acércate a un asesor financiero, con el fin de obtener el monto que te puede prestar un banco, el detalle de los gastos y la prima con la que puedes contar.

• Minimiza la oferta

Tomar una decisión apresurada siempre termina en errores y arrepentimientos. Para evitarlo, ve con calma y analiza detalladamente todas las opciones que más se acerquen a tus requerimientos. Bien sea en términos económicos, de zonas, áreas incluidas, precio promedio, etc. De esta forma, crea una lista con las opciones más potenciales a fin de minimizar la gran oferta del mercado. Luego, podrás ir evaluando a plenitud cada opción hasta quedar finalmente con la más idónea.

• Asesórate con profesionales

Si aún no tienes suficientes conocimientos en el área inmobiliaria, es mejor que recurras a la asesoría de profesionales. Un asesor podrá guiarte durante todo el camino a fin de tomar la mejor decisión de inversión. Además, pueden ampliar tu abanico de posibilidades al considerar opciones que quizás habías pasado por alto. Ten en cuenta que tendrás que asumir trámites legales y de negociación, por lo que la ayuda de un asesor inmobiliario te será de gran utilidad. Así mismo, en nuestro caso podremos asesorarte de forma personalizada para determinar un plan de acción para lograr tu sueño.

• No te dejes llevar por la primera impresión

Comprar tu primera vivienda va más allá de escoger la que tenga mejor fachada, hay muchos aspectos más que también son importantes. Por ejemplo, la ubicación, áreas comunes, las condiciones generales del inmueble, posibles remodelaciones que necesite, áreas internas, sistemas eléctricos y tuberías de agua, suelos… En fin, se trata de hacer una evaluación general del inmueble que ha llamado tu atención, con el fin de asegurar tu inversión.

• Visita las opciones más atractivas

Una vez tengas una lista más reducida de opciones rentables, atractivas y potenciales ve a conocerlas personalmente. Aunque muchos vendedores suelen compartir fotos vía online, no está de más que te asegures por tí mismo sobre el verdadero estado de la vivienda.

• Evalúa las condiciones del contrato

Acá nos referimos principalmente a Proyectos en Proceso Constructivo debiendo detallar puntualmente tus obligaciones luego de la decisión de compra. Es decir, los plazos y cuotas de pago, cuándo podrías tomar posesión de la propiedad, qué incluye el importe final y otros aspectos, Y LOS COMPROMISOS LEGALES DEL VENDEDOR. Básicamente, se trata de entablar una muy informativa reunión con el vendedor, a fin de asegurar que el trato es legal y transparente.

• Mantente consciente de los precios del mercado

Aún cuando quieras elegir la opción más atractiva y rentable, también debes mantener la negociación dentro de los precios del mercado. Está bien que regatées un poco el importe final, sin embargo, tampoco al punto de sobreestimar el mínimo valor del inmueble. Esto te evitará roces y malentendidos que podrían comprometer una gran inversión. Y lo más importante no perder oportunidades…que luego no regresan.

• Ahorra todo lo que puedas

Un sueño como éste se trunca principalmente por falta de planificación, un error muy común y que desafortunadamente poco explicado en la sociedad costarricense. Por lo anterior es importante una cultura de ahorro, pues para tomar oportunidades y negociar precios se necesita tener un capital, no excesivo, pero lo suficiente para amarrar un buen negocio. Todo es posible, solo se necesita paciencia y buen asesoramiento….que con gusto podemos dar….!!!!…….Adelante con tus sueños…!!!!

Salir de DEUDAS… es POSIBLE

Uno de los principales problemas que contribuyen a la angustia en la sociedad es el nivel de endeudamiento excesivo, lo que obstaculiza el logro de metas como concluir estudios, tener un negocio propio, e incluso tener casa propia, etc; situaciones todas que deterioran la calidad de vida.

Un elemento fundamental consiste en reconocer que se está endeudado en exceso y que se desea salir de esa situación.

A continuación, presentamos cinco pasos muy sencillos para lograr salir de deudas y con ello mejorar su calidad de vida:

1. Radiografía de tus deudas: El primer punto para poder salir de deudas es hacer un ordenamiento de cuáles son precisamente, todas las deudas. Definir cada una de ellas, de qué son, cuál es su plazo, la cantidad de interés, cuanto es su mensualidad, etc. Esto te ayudará a tener claro cuánto es lo que debes, cuánto destinas a sus pagos y cuánto falta para terminar de pagarlas y fundamental, saber cuales deudas cancelar primero y con ello elevar tu disponibilidad de recursos.

2. Revisar tus ingresos: Luego de haber revisado y ordenado todas tus deudas, tienes que hacer un inventario de todos tus ingresos netos, es decir si eres asalariado debes restar al ingreso bruto los pagos al seguro social (CCSS) y los rebajos de Impuesto sobre la Renta al salario, de modo que tengas clara la base de recursos para atender todos tus compromisos, en tico “…saber con lo que se cuenta para efectuar los pagos de todas tus obligaciones…”.

Lo mismo aplica para profesionales independientes, debes tener claro cuanto es el monto neto que reciben por sus servicios, efectuar un promedio anual, considerando estacionalidades como navidad y año nuevo, semana santa, día de la madre, día del padre, vacaciones de medio año, dependiendo de la actividad a la que te dedicas tendrás estacionalidades…o en tico “… tendrás picos de ingresos altos y bajos influenciados por las fechas o celebraciones…”, por ejemplo los comerciantes ven mejorados sus ingresos para la época navideña, entrada a clases o día de la madre, pero los profesionales liberales puede que los vean disminuidos en esas fechas…”

Una vez con el detalle de tus ingresos netos, podrás ver con que cuentas para atender todas tus obligaciones.

3. Revisar todos tus gastos no dirigidos a efectuar pagos por tus deudas: Debes efectuar una lista de todos los pagos que realizas no dirigidos a cuotas de créditos o de deudas. Debes incluir necesidades básicas como vivienda, alimentación, vestido básico, transporte, educación y salud. Estos gastos deben revisarse a la luz de su necesidad real, ejemplo puedo ir al trabajo en servicio público en lugar de utilizar taxi o Uber, puedo comprar abarrotes en supermercados económicos o Almacenes de Mayoreo, en lugar de Supermercados Finos, o tiendas de Delicatesen, puedo comprar la carne en expendios de Mayoristas en lugar de carnicerías o Supermercados, puedo comprar las verduras y frutas en la Feria del Agricultor…Puedo comprar menos ropa para eventos…puedo seguir en esa universidad… si en la UNED es más barata…debo tener a los niños en esa escuela o puedo pasarlos a una más económica con una calidad mejor ó pasarlos a una escuela pública, necesito tener cable premium, o demás servicios de TV…puedo tener un paquete básico… debo salir a comer y al cine con la frecuencia que lo hago…

El punto no es ser avaro, es revisar los gastos, ver precios, analizar en que gasto, muchas veces se puede comer bien, vestir bien y disfrutar la vida sin pagar por estatus.

Una vez hecha esa revisión, puedes definir que son gastos necesarios y que se puede ahorrar para invertirlo en la cancelación de deudas.

4. Consultar con acreedores alternativas de pago: Es muy importante este punto, ya que es recomendable que te acerques a realizar la consulta de si es posible una adecuación de tus deudas, buscar entrar en programas de rebajo de tasas, fidelidad de clientes, responsabilidad social. Normalmente los entes financieros desean que se les pague…. Es su negocio, por lo que si un cliente se acerca y hace ver que desea pagar, pero que la mensualidad es muy alta para él y que no quiere entrar en mora… los entes financieros suelen escucharlos y en muchos casos les efectúan un ajuste en la tasa o el plazo, con ello se obtiene un ahorro, que se puede utilizar para amortizar deudas.

5. Analizar la opción de generar más ingresos: En este punto, debes analizar tus fortalezas, conocimientos y tu entorno. Si tienes un vehículo que puedes poner a trabajar en Uber, puedes hacerlo después de tu jornada laboral, seas asalariado o independiente, si tienes una habilidad como la cocina, puedes hacer una sodita, venta de pollo frito o asado, una repostería…etc; si eres profesional y no te pagan dedicación exclusiva puedes ejercer después de la jornada laboral, puedes montar un lavacar de fines de semana, si tienes habilidades para las ventas, puedes buscar comercializar productos, si vives en zona turística puedes ser guía turístico de fines de semana ó montar tus propios tours… ESTA PUEDE SER TU OPORTUNIDAD….

Que hacer con toda la información obtenida en tu análisis

Una vez reunida la información, ordénala iniciando con tus ingresos netos, resta los gastos necesarios y obtendrás el monto real para hacer frente a tus deudas, así como las deudas que te generan más salida de recursos, así como las más pequeñas o las de mensualidad más baja.

Podrás entonces destinar tus recursos a efectuar oportunamente tus pagos y amortizar en forma extraordinaria las deudas que te conviene cancelar primero.

Para lo anterior es fundamental que elabores un presupuesto, al que debes tratar de ajustarte.